APROVECHAR LA PIEL

         
                                           
                                                         APROVECHAR LA PIEL


    La piel comestible de frutas y hortalizas concentra en mayor medida vitaminas A y C, fibra insolubre y antioxidantes como los carotenoides. Sin embargo, es habitual pelar la fruta, las patatas o las hortalizas y tirar la piel. Y es que, en contrapartida, el exceso de fertilizantes y pesticidas se acumula en el exterior, motivo por el que se desperdicia tanta materia prima vegetal para el consumo, o no se considera en buen estado como para comerla. Pero existen métodos para sacar el máximo rendimiento a los desperdicios vegetales.

 Licuados, batidos y purés.  Puede triturar en la licuadora las frutas con piel y las hortalizas (bien lavadas), pero suelen quedar restos duros. Con la batidora se aprovecha todo mejor.

Compota de fruta batida.  La cocción ablanda la piel, pero si te resulta desagradable su textura, se puede batir y obtener una compota muy nutritiva.

Asado de frutas y verduras. Una forma sencilla de ablandar las partes más duras, de modo que se pueda comer todo.

     Porque el calor destruye algunos nutrientes conviene, además de comer las frutas con piel, tomarlas crudas y en la fecha próxima a su recolección, al igual que las hortalizas.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...